Rosa Bergamota

10 usos para tu Aceite de Argán

BANNER_10_USOS

El Aceite de Argán, siempre y cuando sea 100% PURO, se utiliza directamente sobre todo tipo de piel, incluídas las pieles sensibles/mixtas/grasas y por su puesto, la piel seca, siendo además excelente para fortalecer y reparar el cabello. Sus beneficios y buen nivel de absorción son impresionantes, te vas a sorprender de las cualidades que tiene. Te dejamos algunos tips y cualidades que podrías no saber de este poderoso aceite! Te va a encantar! 

1.       Un perfecto ANTI AGE para tu rostro

¿Cómo usarlo? Pones unas gotas en las yemas de tus dedos y extiendes sobre el rostro como si fuera una crema, de hecho, te querrás olvidar de las cremas ya que este poderoso Aceite de Argán 100% puro actúa directamente sobre tu piel. Aplícalo en dirección contraria a las líneas de expresión y en la zona del contorno de ojos y entrecejo con especial dedicación, ya que es la primera zona que se arruga. Estudios sobre sus efectos anti-edad, han confirmado que combate eficazmente la sequedad y el envejecimiento fisiológico de la piel.

Esto se debe a que restaura la película hidro-lipídica, también limita el desarrollo de bacterias sobre la piel, manteniendo el grado de hidratación cutánea, neutraliza los radicales libres y estimula la renovación y oxigenación celular. Funciona como un poderoso anti age para todo tipo de piel: desde la piel más seca y dañada, hasta pieles grasas o mixtas, incluidas las pieles sensibles.

2.       ¡Aunque no lo creas! Es bueno para con el ACNÉ y la PIEL GRASA

A pesar de ser un aceite, el Argán tiene propiedades para corregir el acné y el exceso de sebo y grasa. Por lo que también se recomienda como tratamiento para las PIELES GRASAS O MIXTAS. Regula la producción de sebo, lo que causa el acné, por lo que su uso puede ayudar a reducir otros brotes.

3.       Cicatrices y Manchas

La vitamina E presente en el aceite contiene antioxidantes que ayudan a eliminar las células dañadas, aportando oxigenación a tu piel y regeneración nuevas células, lo que regenera de inmediato y atenúa las cicatrices. Rico en ácidos grasos esenciales y vitamina e: tocoferol, fitoesteroles y lupeol. Este último componente mejora la proliferación de queratinocitos, acelerando sobre todo la renovación celular de la piel. Además, el aceite de argán ayuda a homogeneizar la pigmentación cutánea, por lo que es estupendo para reducir las manchas y marcas que el sol deja en nuestra piel.

4.       Para enriquecer tu crema facial

Te tenemos un pequeño truco: pon unas gotas de Argán junto con la crema facial que usas habitualmente, la hará más hidratante y aportará todas las propiedades que tiene.

5.       Buen aliado para las pieles mixtas/grasas

Si tienes la piel mixta, o piel sensible pero eres propenso al mismo tiempo a padecer acné o piel grasa: Usa todas las noches, dos gotas de aceite de argán en la cara. Este aceite equilibra la producción de sebo, reduce la irritación y no obstruye los poros. Alivia la piel y la deja hidratada y tersa. 


6.       Fortalece las uñas

Ya sólo con aplicarlo en las yemas de tus dedos, sea para usarlo en el rostro o cabello, verás como se fortalecen tus uñas, sino aplica unas gver productootas directo y da un suave masaje para que se absorba. También es muy bueno para la resequedad de manos y pies.

 

7.       Serum anti frizz

Aplícalo como un sellador de puntas. En los cabellos normales o grasos, el aceite se aplica desde la mitad del cabello hacia las puntas, se peina y desenreda el cabello para distribuir bien el aceite, pero sin tocar la zona del cuero cabelludo. Lo dejas actuar unos 20 o 30 minutos y luego enjuagas con un shampoo suave. También puedes aplicarlo directamente sobre el cabello después de secarlo, para sellar las puntas después del lavado.

8.       Excelente desmaquillador

El Aceite de Argán es un excelente desmaquillador, especialmente para la zona del contorno de ojos, cuando sacamos delineador y rímel, es seguro y eficaz. No hará daño ni provocará ninguna irritación a tus ojos si entra en contacto con ellos, de hecho beneficiará mucho la zona del contorno ya que es la que primero sufre los efectos del envejecimiento.

9.       Reparador del cabello más dañado

Además de los diversos usos del Argán en la piel, estas propiedades también permiten que repare y proteja hasta el cabello más dañado, lo hidrata y humecta, combate la caída, y repara frizz y puntas partidas. Para un cabello muy dañado recomendamos darte un masaje con nuestro aceite de argán:

Aplica el aceite de argán a lo largo de todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas, déjalo actuar durante 20 a 30 minutos. Masajea el cuero cabelludo suavemente para que el aceite penetre y luego con una peineta o cepillo desenreda el cabello para que el cabello se distribuya uniformemente. Envuelve tu cabello en una toalla y deja actuar por otros 30 minutos, si quieres puedes mantener tu cabello envuelto toda la noche. Pasado este tiempo, lava tu cabello con un shampoo suave (nuestro shampoo de argán + aloe + quillay) y enjuagas con abundante agua caliente.

10.   Para fortalecer y hacer crecer tus pestañas

El aceite de argán tiene una serie de propiedades que son beneficiosas para esta parte de la mirada y, en concreto, para hacer crecer las pestañas. Además, incluso con su aplicación, se puede notar que son menos finas, es decir que también las fortalece y las hace algo más gruesas. Aplica dos o tres gotas de aceite de Argán en un cepillo que máscara de pestañas limpio que no utilices, o en un cepillo de dientes para niños, lo importante es que sea pequeño. Hazlo en la noche, que es cuando más resultados logras, repítelo dos veces a la semana.

btón_ver_producto

PICHA AQUÍ


Publicado el 21/04/2017 por Vania Perret